Inicio  >  Otra información  >  Reportajes

Los autotrasplantes de médula y los nuevos fármacos elevan la supervivencia

Los hospitales gallegos diagnostican cada año 137 casos de mieloma, un cáncer de médula que afecta a los mayores de 64 años

redacción Grupo Es. - 2/1/2009
Los hospitales gallegos diagnostican cada año 137 casos de mieloma, un cáncer de médula que afecta a los mayores de 64 años
La investigación constituye una nueva esperanza para este tipo de cáncer./AGN

Los hospitales gallegos diagnostican cada año unos 137 nuevos casos de mieloma múltiple, un tipo de cáncer que afecta a la médula ósea y que en los últimos años ha suscitado gran interés en la comunidad médica por su elevada mortalidad.

Se trata de una enfermedad que puede tardar años en manifestarse con síntomas tan comunes como el cansancio, la palidez, las taquicardias o los intensos dolores óseos, lo que en muchas ocasiones "provoca errores diagnósticos". Pero se trata, ante todo, de una patología que afecta en un 80% de los casos a personas que superan los 64 años, lo que hace que Galicia —donde la población mayor llega casi a duplicar a la de menos de 15 años— se sitúe entre las cinco comunidades con mayor número de afectados por esta enfermedad que todavía es considerada rara. Y es que a nivel estatal, los expertos calculan que cada año se detectan unos 2.100 nuevos casos, lo que implica menos fondos para la investigación y un menor acceso a tratamientos especializados.

Esta situación deriva en "la incertidumbre y el miedo" al que se enfrentan estos pacientes, a los que la enfermedad acaba suscitando problemas de movilidad "y una elevadad dependencia", como remarca el doctor José Miguel Fernández Ramil, del laboratorio Celgene. En Galicia no existe ninguna unidad de referencia para el tratamiento de esta patología, de modo que son los hematólogos los que asumen la terapia.

Conocedor del día a día de la enfermedad, el jefe de Hematoloxía del Hospital Xeral de Lugo, Miguel Ángel González, destaca la importante implicación de los grandes hospitales de la comunidad en diversos ensayos de nuevas moléculas y tratamientos para este tumor, que supone el uno por ciento de los casos de cáncer. En estos estudios participan unos 50 enfermos para los que la investigación constituye una nueva esperanza. La meta es lograr una terapia que logre "convertir el mieloma en una patología crónica" de forma que deje de ser sinónimo de "mala calidad de vida" y de muerte.

"Es quizá el tumor que más tratamos en nuestras unidades clínicas después de los linfomas", representando hasta el 15% de todos los cánceres de sangre, explica el profesional. La prevención, una vez más, juega un papel trascendente para enfrentarse con mejores cartas a la enfermedad. Así, los expertos recomiendan someterse anulamente a exámenes de sangre y orina, sin renunciar a las radiografías ante dolores de espalda y de huesos que puedan "resultar sospechosos".

Avances

Diagnosticada de un linfoma, otro tipo de cáncer sanguíneo, la presidenta de la Asociación Española de Afectados por linfomas, mielomas y leucemias (AEAL), Begoña Barragán, destaca el "buen resultado" que están dando los autotrasplantes de médula entre los pacientes más jóvenes. No obstante, por su "dureza" este tratamiento no es aplicable a las personas de avanzada edad, a las que se trata con "nuevas moléculas" en comprimidos, que generan pocos efectos secundarios.

Ante los avances médicos de la última década, que propiciaron que la tasa de supervivencia haya pasado de los dos a los ocho años, tanto médicos como colectivos de afectados reclaman un mayor apoyo de las administraciones.

Tratamiento

El tratamiento del mieloma múltiple supone un gasto de 6.000 euros mensuales por paciente a la Sanidad pública. Según explica el doctor José Miguel Fernández Ramil, del laboratorio Celgene, el coste se sitúa "en la media de las terapias contra el cáncer", que oscilan entre los 4.000 y los 6.000 euros.

Actualmente se emplean moléculas entre las que destacan la talidomida, un principio que arrastra "mala prensa" por haber provocado malformaciones en fetos a cuyas madres se recetó este fármaco para evitar los típicos vómitos del embarazo.

Junto con otras sustancias como el bortezomib y la lenalidomida, estos nuevos fármacos están propiciando respuestas favorables al tratamiento en casi el 90% de los casos, cuando se emplean en primera línea, y en más del 60, cuando se suministran como rescate.

 

 
Buscar en Grupo ES.
Sobre esta información...
Roberto Ledo Garrido
Editor y director
Consultoria Empresarial
pulse aquí para descargar PDF
© ES. Comunicación Profesional '09
     Todos los derechos reservados 

Aviso legal